Seleccionar página

Cuando una llave esta atorada en una cerradura, usualmente significa que uno de los pines internos ha caído dentro de los cortes de la llave pero éste no vuelve a su lugar para que la llave pueda ser retirada. Análisis completo
Hay múltiples causas posibles. Una de ellas es que la llave esté mal recortada y no tiene suficiente inclinación en sus dientes para levantar el pin mientras es jalada. Menos común, es que esto sea hecho deliberadamente (por delicuentes) para provocar precisamente esto y abrir la puerta con un solo giro.
Sin embargo, usualmente el problema es que la pieza rotatoria de la cerradura no está alineada apropiadamente con la chapa. Para que los pines del fondo se levanten deben estar alineados con las cámaras en la chapa que sostienen los pines de arriba. Si la llave es rotada ligeramente, este alineamiento no ocurre y la llave no se puede remover.
Pero el escenario más común es un desalineamiento desde el frente hacia atrás. Si la parte que sostiene el orificio de la cerradura en la chapa se suelta, esta pieza puede deslizarse en dirección hacia usted cuando comience a extraer la llave.
Así que probablemente éste sea su caso, así que intente empujar hacia adentro mientras que al mismo tiempo intenta jalar la llave. Ahora bien, si esto no soluciona el problema, su cerradura necesitará ser desmontada y los tornillos deberán ser ajustados.
Es recomendable no dejar pasar mucho tiempo, y reparar cuanto antes la falla antes de que se enfrente a problemas más severos. Ahora bien si no funciona lo anteriormente mencionado, es recomendable adquirir una cerradura nueva.
Recuerde inspeccionar el funcionamiento de sus cerraduras al menos una vez al año, con el fin de asegurarse de que todas están en buen estado, y si alguna falla, poder repararla a tiempo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!